TEMPLO SANTA CATALINA DE CURAHUASI

Este templo data de la época Colonial, construida el siglo XVII, a base de cal, piedra y adobes, de estilo barroco mestizo, es de una sola nave, en su interior se observan retablos en pan de oro con imágenes religiosas. Presenta una torre exenta del cuerpo de la infraestructura del templo, con una altura de 18 m de altura, edificada a base de piedras con mortero de barro y adobes. En el campanario existen campanas con inscripciones de 1746 y 1810. La fachada conserva su estructura de construcción natural piedra con barro en la parte interior y superior adobe, el techo está cubierta con teja.

Reconocido como Patrimonio Cultural de la Nación mediante R. M. N° 0928-80-DE-27-07-80 El estado actual es: Buen estado de conservación.

Se encuentra ubicada en la plaza de armas del distrito de Curahuasi.

CONJUNTO ARQUEOLÓGICO DE SAYWITE

El conjunto arqueológico de Saywite, se localiza en el distrito de Curahuasi, provincia de Abancay, del departamento de Apurímac.

Saywite está geográficamente muy cerca de dos importantes ciudadelas: Machu Picchu y Choquequirao.

Para la cultura de los Incas, Saywite pudo haber sido un centro ceremonial donde se rendía culto al agua, pero también debe haber sido un centro de “capacitación” donde los hidráulicos incas aprendían las diferentes opciones de ingeniería en condiciones de costa y sierra.

Es una maqueta del mundo cósmico de los incas, asociado al agua, la fertilidad de las tierras y las fuerzas comprometidas en su existencia.

MIRADOR SAN CRISTÓBAL

Es una zona estratégica  para observar el cañón del rio Apurímac, desde donde también se aprecia el serpenteante rio que lleva el mismo nombre, desde el lugar también se puede ver el vuelo de algunos Cóndores que viven en la zona del puente Cunyac que territorialmente permite la conectividad con Cusco, la cadena de Salkantay, el conjunto arqueológico de Choquequirao el valle de Curahuasi y el entorno paisajístico.

BAÑOS TERMALES DE CCONOC

AGUAS MINERO MEDICINALES DE CCONOC, Ubicado en el Distrito de Curahuasi Provincia de Abancay, a 1700 m.s.n.m. Estos baños son famosos y conocidos por sus poderes curativos. Los baños de Cconoc, están ubicados a orillas del río Apurímac, lo que facilita el deporte de la pesca, de igual manera a poca distancia existe un bosque natural que hace agradable la estadía turística. Cuenta con servicios de hospedaje y restaurante para los visitantes, Cconoc está rodeado de algarrobos, carrizales y cactus. Se encuentra a 78 Km. de Abancay y 120 Km. de la Ciudad de Cusco.

CANOTAJE EN EL RÍO APURÍMAC

Las agencias de viajes que están situadas en la plaza mayor del Cusco ofrecen esta posibilidad. La mayoría de los itinerarios toma de tres a cuatro días; cinco horas por carretera y un descenso hasta los 2000 metros de altitud marcan la llegada al puente Huallpachaca. En este punto se reparten los sistemas de seguridad: cascos, cuerdas, chalecos salvavidas trajes de neopreno para el frío y se prepara todo el equipo dentro de la balsa.

Se navega aproximadamente 55 kilómetros y se atraviesan rápidos de clase III, IV y hasta V. Lo máximo en el canotaje es el grado VI, y éste queda reservado sólo para aventureros expertos y bien entrenados. El recorrido en el Apurímac es bastante exigente y requiere de una concentración absoluta. Un kayac de seguridad como acompañante por cada balsa, otorga la tranquilidad necesaria en caso de algún percance. Quienes conocen el Apurímac siempre dicen que es él quien manda, por ello el río merece todo el respeto posible. Ninguna precaución está de más para quienes se atreven a incursionar en sus aguas.

TÚNEL MAUCACHACA

En el margen izquierdo del rio, territorio que pertenece al distrito de Curahuasi; los constructores del puente habían perforado un túnel por las entrañas de una roca de afanita inhiesta una encajona al rio, la configuración de la laja es como si fuera una sola muralla a pesar de ello, no les fue obstáculo ni impedimento para abrir sus entrañas y construir una vía subterránea de 240 metros de largo.

Cuando se transita por su interior, el túnel es soberbio como la cripta de un rey sobrehumano internamente posee todos los acabados técnicos, su ancho y altura son amplios y suficiente para el paso sosegado de varias personas arriando piaras de bestias de carga.

A cierta altura de la bóveda del conducto subterráneo, hay varias aberturas semejantes a grandes ventanales, ellas servían de tragaluces para dotar de suficiente luz y ventilación a los que transitaban por esa impresionante galería.

Este túnel es portento de la ingeniería Inca, fue abierto en las entrañas de una gran laja de roca afanita y piedra calcárea. En esta ilustración se puede observar un arbolito y encima hasta un poco más allá, una de las ventanas naturales que servían para la iluminación y ventilación del camino subterráneo. Es increíble que este amplio corredor se encuentre en el interior de una roca caída perpendicular, que en la cara occidental del encajonamiento del rio.

CAÑÓN DEL RÍO APURÍMAC

Está formada por una geografía geológica de talud muy profunda, es el más profundo del Perú y América y posiblemente del Mundo; Se practica el turismo de aventura, especialmente el canotaje, ubicado en la zona Sur occidental de la Región Inca.

El río Apurímac «señor de los ríos» corre a través de las cumbres y abismos y selvas como una serpiente legendaria horadando un gran cañón, que constituye uno de los más bellos e impresionantes espectáculos de nuestra geografía. Este grandioso río que difícilmente puede navegarse en pequeñas embarcaciones en algunos tramos, forma el valle del Apurímac que le da el nombre, y que es una profunda depresión, mucho mayor que la del cañón del Arizona ubicada en los estados Unidos de Norte América.

La extensión del valle propiamente dicho y hoya del Apurímac está calculada en 350 km. Desde una impresionante altura, que sobrepasa los 5,000 m.s.n.m., baja violentamente a cerca de 500 metros, en una gigantesca garganta, ofreciéndose a la vista como uno de los más formidables espectáculos de la naturaleza.

Este desnivel explica su variedad de climas, desde el frígido de las gigantescas cumbres nevadas y las altiplanicies, donde pastan los ganados indígenas, como la llama, alpaca, etc. Valles templados de cultivos de cereales y zonas tropicales en las profundidades del valle hundido entre los bosques amazónicos, donde se produce caña de azúcar, café, y maderas.

El cañón del Apurímac, presenta máxima expresión de la belleza paisajística de nuestra serranía, puede ser apreciado en toda su magnitud cerca de la quebrada honda, en la ruta Abancay-Cusco, los profundos precipicios el que se observa sorprendente el río Apurímac, caudaloso en época de lluvias y en tiempo de sequía sus aguas son tranquilas y límpidas, que reflejan los peñascos en sus riberas.

PUENTE MAUCACHACA

El puente maucachaca fue construido en tiempo de los incas está  ubicado en la parte baja de la comunidad de 24 de junio al pie del sector de yunca huerta, en la desembucadora del rio quebrada honda ( lado izquierdo ) a la entrada del maravilloso  cañón de Apurímac. En 1864 estaba hecho de cables trenzados de cabuya, en número de cinco, que lo sostenían (tres en el piso y dos en los costados) el piso estaba hecho de varas o caña, trenzados o amarrados con cuero de ganado sin curtir. Cada cable tenía 12cm, de espesor. El largo del puente era de 45 m. de amarra a amarra. Estaba a 38 m. sobre el nivel del rio Apurímac. Todos los pasajeros y los equipajes pagaban un pontazgo determinado al encargado del cuidado del puente. Pasando del cusco hacia Apurímac, el daba hacia un túnel de 200 m. a 300 m. de largo con aberturas o especie de ventanas para dejar pasar aire y luz. Pasando el túnel comenzaba el ascenso hacia Curahuasi por un camino muy peligroso que se bifurcaba en los bajíos de pampa huacho, uno que iba por uchupata, Jesús maría, molle molle y otro que iba por naranjal, san Sebastián (hoy la calzada) este puente duro más o menos hasta 1875.

MIRADOR CAPITÁN RUMI

Sucedió hace muchos años en que las piedras, por mandato del sol, obedecían la voluntad y las órdenes de los hombres que construían caminos y puentes para articular los diferentes pueblos del grandioso imperio. Del cusco llegaba el camino real a Curahuasi, y de ahí debía prolongarse hacia la selva, hacia una ciudad de oro, según la planificación del emperador incaico. Para que este camino llegue a su destino era necesario que se construya un colosal puente de piedra sobre el rio Apurímac, a partir del cerro San Cristóbal que antes tenía otro nombre (Leandro Huamán). Con este fin los hombres arreaban las piedras con látigos hechos de hierbas poderosas que solo ellos conocían. Nombraron a una piedra como jefe y ahora llamamos (capitán rumi) todas las demás piedras iban en columna ascendiendo el cerro tras (capitán rumi) de improviso su marcha se truncó debido a que en ese momento habían llegado a tierra de Curahuasi las huestes de los invasores españoles presididas por francisco Pizarro, cuyo gallo canto a los cuatro vientos. De esa manera se frustro la construcción del colosal puente. La piedra (capitán rumi) tiene inclusive un hoyo, donde se dice que los incas plantaron su estandarte. En la actualidad se puede observar esta columna de rocas en el sector denominado (capitán rumi).